Relaciones prematrimoniales, ¿por qué son malas?

Publicado: 8 Feb en Cuestiones de fe
Etiquetas:, , , , , , , ,

Muy buenos días mi gente

 Ahora que se acerca el día San Valentín o también conocido como el día del amor y la amistad, se me ocurrió hablar sobre el amor, lamentablemente la sociedad de hoy al hablar de amor piensa en sexo, así que hablare un tema muy controversial y que me ha ocasionado un agarrón de las greñas con muchos amigas y eso que yo no tengo muchas greñas que me jalen jeje (sé que suena raro, uno normalmente pensaría que serian los hombres quienes reclamarían mas). Así que ahí les va la pregunta más sonada:

Relaciones prematrimoniales, ¿por qué son malas?

“El amor que no sabe esperar no es amor; el amor que no se sacrifica no es amor; el amor que no es virtud no es amor.”

 

Para comenzar, dejemos bien en claro los términos: La relación prematrimonial se entiende como el acto sexual completo entre los novios que tienen intención seria de contraer matrimonio o al menos que están planteando seriamente la posibilidad de hacerlo. Los otros tipos de relaciones sexuales entre “amigos” o novios que no han planteado todavía el matrimonio son simplemente actos de simple “fornicación” (de todos modos el juicio que se da aquí vale tanto para unas como para otras).

Actualmente las relaciones sexuales entre novios se han hecho algo “normal”, incluso como una auténtica muestra de amor, con carta de ciudadanía o requisito en todo noviazgo. Muy poco se habla ya de este tema y la mayoría de la gente ha “aceptado” que los jóvenes van a caer en pecados de sexualidad inevitablemente. Eso es lo que el Enemigo quiere que creamos, que sea imposible controlar nuestros deseos sexuales. Esto ha penetrado en nuestra iglesia y hay jóvenes cristianos que viven en fornicación sin tener conciencia de estar en pecado. Esto es porque vivimos en una sociedad donde:
–se reduce el amor al sexo.
–La reducción del sexo a la genitalidad.
–La prolongación indefinida de algunos noviazgos.
–El bombardeo de pornografía en los medios de comunicación social.
–La facilidad del recurso a los medios anticonceptivos y la mentalidad anticonceptiva y abortista dentro del mismo matrimonio.
–La pérdida del sentido de la castidad y de la virginidad.
–La falta de educación del carácter y de la afectividad en general.

¿Por qué sólo dentro del matrimonio? Por el lenguaje del cuerpo. El acto sexual es parte del lenguaje humano; tiene un significado único, irrepetible e irrenunciable; y lo que ese acto “dice”, sólo es verdad cuando hay de por medio un compromiso matrimonial definitivo. ¿Qué es lo que dice ese acto? Dice donación total. Ahora bien, la donación entre los esposos es total cuando incluye: todo cuanto se tiene (cuerpo, alma, afectividad, presente y futuro); de modo exclusivo (es decir, a una sola persona con exclusión de todas las demás); en estado perfecto (no disminuido o deteriorado, como ocurre cuando las capacidades han sido anuladas previamente por medio de anticonceptivos o esterilizantes); para toda la vida (lo cual es garantizado sólo tras el compromiso público que se da en el consentimiento matrimonial). Estos elementos sólo pueden ser vividos en el matrimonio válidamente celebrado.

El amor tiene muchas caras, aunque podemos hablar de dos grandes aspectos: uno subraya el espiritual, el otro el corpóreo. Con gran profundidad y precisión, Benedicto XVI los expone en la Encíclica Dios es amor. Los llama agapé y eros respectivamente. Dos dimensiones profundamente unidas donde ha de existir un equilibrio. Cuando se rompe la armonía, uno de los dos asfixia al otro, y entonces la persona sufre y queda expuesta a un sin número de confusiones tanto en los enfoques como en la conducta. La diferencia entre amor y deseo está en que el amor se siente atraído por las virtudes de la persona, y el deseo por la belleza corporal.

Considera despacio estas ideas:
-Si te extasías ante su belleza…, es sólo no es amor: es admiración.
-Si sientes palpitar tu corazón en su presencia…, eso sólo no es amor: es sensibilidad.
– Si ansías una caricia, un beso, un abrazo, poseer de alguna manera su cuerpo…, eso sólo no es amor: es sensualidad.
-Pero si lo que deseas es su bien, aun a costa de tu sacrificio…, enhorabuena: has encontrado el verdadero amor. El ambiente hedonista que nos invade se ríe del amor desinteresado. Sólo le interesa buscar gratificaciones placenteras. No tiene más horizonte que saciar los instintos. No admite otro valor que lo agradable. Éste es el círculo angosto, asfixiante, del erotismo. «Erotismo es la separación de la sexualidad del amor conyugal con el fin de procurar gratificaciones placenteras».

En la relación prematrimonial, es la búsqueda egoistica del placer: el “otro” no es aquél a quien se da sino aquello que se toma para uno.

Quizá podamos pensar que esto es un invento de la Iglesia para reprimir y controlar el pueblo, o incluso, que tenemos a un Dios malvado. Más bien yo pienso que consideramos el pecado como algo que se refiere a Dios y no vemos la realidad o el motivo más profundo de esa prohibición (sexto mandamiento: no fornicaras). Todos los pecados, son pecados porque nos destruyen, no solo espiritualmente, sino que tiene una profunda raíz humana, es decir, que hay consecuencias en el orden biológico, psicológico y social.

El tener relaciones sexuales fuera del matrimonio generalmente en una edad donde no se ha madurado ni física ni emocionalmente, crea en la mujer una dependencia psicológica de su pareja. La mujer generalmente incurre en actividad sexual para satisfacer sus necesidades emocionales de amar y ser amada. El hombre, por otro lado, generalmente incurre en las mismas por satisfacer su necesidad de sexo. Aunque ninguno de los dos lo declare así, esa son las dinámicas que se presentan y que muchas veces son inconscientes.

Quienes de solteros quisieron siempre satisfacer sus caprichos, llegan al matrimonio con un alma ferozmente egoísta y un cuerpo ávido de placeres. Como es natural el matrimonio no puede darles todo lo que ellos quieren, y su falta de sentido cristiano les hace infelices incluso en esta vida. El resultado de esto son los fracasos matrimoniales que vemos por todas partes. Cuando los novios se han templado en el sacrificio por el bien del otro, el matrimonio será una delicia. Haber perdido el sentido del sacrificio debe ser calificado como una de las mayores calamidades del siglo XX. Desde hace dos siglos se viene interpretando todo sacrificio como una represión y una amputación del verdadero ser del hombre. Es éste un error que puede destruir de raíz nuestra vida personal. La voluntad al servicio de un ideal valioso adquiere una energía indomable.

¿Qué dice la Biblia?

1ª Corintios 6:13: “Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo.”

¿Sabías tú que en la Biblia a las relaciones sexuales antes del matrimonio se les llama ‘fornicación’? Ese es el nombre correcto. El mundo no le llama fornicación, porque el mundo quiere presentar esa relación como inocua, atractiva y placentera, y como que no deja ninguna secuela, ni produce ningún problema; es solamente una ‘interesante relación’, ‘un buen momento’, etc. Pero es una fornicación.

Luego dice, en los versículos 18 y 19: “Huid de la fornicación, cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo, mas el que fornica contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios y que no sois vuestros?”. ¡Mira qué terrible es eso! Lo que en el matrimonio es una bendición, en la fornicación es una maldición.

Vamos a ver ahora 1ª Tesalonicenses 4:3-5: “Porque esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación; que os alejéis de la fornicación, que cada uno de vosotros sepa poseer su cuerpo con santidad y honor, y no dominado por la pasión, como hacen los gentiles que no conocen a Dios”. Significa que tú puedes tener dominio sobre tu cuerpo. Ése es el punto. De ti depende, si tú lo entregas a la fornicación o no. Tú tienes poder para señorearte sobre tu cuerpo.

Pruébame que me amas… Los jóvenes siempre usan este truco, que por cierto ya es muy viejo: “prueba tu amor yendo a la cama conmigo”. ¿Y qué hace ella? asustada a morir, ¿Por qué? Porque no quiere perder su amor. Esta aterrada por su exigencia pero no puede imaginar cómo podría sobrevivir si a él no le gustaba su respuesta. Creo yo que ella necesita tener suficiente auto-respeto para poder exigirlo de los demás. Necesita tener suficiente confianza para decirle adiós a un muchacho como éste. ¿Qué lo hace a él tan maravilloso para que ella tenga que probarle su amor? Que él pruebe su amor mostrando respeto por ella. No hay tienda donde se pueda comprar el respeto por uno mismo. No lo puedes ordenar por catálogo. No hay ninguna fórmula mágica que te lo dé. Tú te lo das a ti misma. Y lo haces porque sabes que lo mereces, porque Dios te hizo, te ama y desea darte más felicidad de la que tú puedes imaginarte. Si tú “no” hace que se aleje… realmente no eras amada como persona, sino sólo como objeto sexual.

El arte de decir “no”: cómo decir “no” sin perder su amor (si lo quieres ver aumenta el tamaño de las letras)

  • ¡No gracias! Si realmente me amaras no preguntarías.
  • Decidí no tener relaciones premaritales, así que por favor no me presiones.
  • Eres fenomenal. Me gustas mucho, pero cuando tengamos relaciones sexuales será porque ya hicimos un compromiso total en el matrimonio y todavía… no lo hemos hecho.
  • Claro, me siento romántico, pero no quiero arriesgarme y ambos sabemos que lo sexual puede ser dinamita… ¡enfriémonos!
  • Yo respeto tus sentimientos; por eso te pido que respetes mi decisión. ¡No gracias!
  • “Todo el mundo lo hace”… Entonces te será muy fácil encontrar a otra persona para hacerlo”.
  • Recuerda, una atrevida propuesta exige una súper firme respuesta para ponerle fin a la presión de una vez por todas. Di no con firmeza y dejará de presionarte.

Otras maneras de decir “no” con:

  • El vestido: vístete para lucirte tú, no tu sexualidad.
  • Las palabras: enfría las conversaciones que se calienten mucho
  • Las acciones: planea hacer cosas en tus salidas que no lleven a caricias íntimas que te puedan encaminar mal.

Ya para terminar a mí me gusta poner este ejemplo. ¿Qué pasaría si a un niño le diéramos el regalo de navidad el 5 de diciembre por decir un día, ustedes qué creen que se sienta eso comparado con recibirlo la mañana de Navidad?, verdad que va a ser muy, pero muy diferente?, pero ¿por qué?, si el regalo va a ser el mismo solo cambia el día, incluso el regalo es por celebrar la navidad, y el espíritu de navidad se debe celebrar todo el año, así que les pregunto ¿Qué tiene de especial recibir el regalo el 25?, sinceramente si hay una gran diferencia, así sucede también con la relación sexual, es el regalo y culmen del matrimonio , pero si lo recibes antes pierde la magia que lo hace tan especial.

Por eso la oración y nuestras prácticas de renuncia voluntarias (penitencia) son el arma más poderosa para combatir algo que es muy bello, pero que requiere ciertas condiciones para que sea tal como Dios lo pensó. San Pablo decía: “Todo me está permitido, pero no todo me conviene”.

 

Aunque tengamos una fecha para celebrar el amor y la amistad, no es suficiente quedarnos con un día para recordar esa realidad tan profunda en el ser humano. Cada día hemos de tener conciencia de que el amor es el motor que impulsa todas nuestras actividades. Está en lo más íntimo de nosotros. Por eso, todos los días han de convertirse en una auténtica fiesta de amor y amistad.

Les mando un gran abrazo y feliz día del amor y la amistad.

Dios te bendice…

Atte. Semi. Borre

“Vive el día de hoy, como quieras ser recordado el día de mañana”

Anuncios
comentarios
  1. ana dice:

    ahora ya puedo acer mi tares
    gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s