A mi Mamá, la persona que me enseñó a soñar

Publicado: 10 May en reflexión
Etiquetas:, , , , , , ,

Mamá

No sé como comenzar esta carta ya que son muchas las cosas que quiero decirte, pero me gustaría empezar con un “Te amó Mamá”. Y ahora si, continuo con  decirte lo importante que has sido para mi vida, porque sin ti mi vida no sería ni una pisca parecida a lo que hoy en día es, ya que tu haz sido como nuestra mamita María, que me has presentado a Jesús y fue por ti que tuve mi encuentro con Él, tú fuiste quien me obligaba a ir a catecismo y a biblia y me motivaste a meterme a un grupo de la Iglesia y fue ahí donde todo comenzó, aunque creo más bien que fue cuando nos dijiste a mí y a mi hermano que querías un hijo sacerdote y ni él ni yo te escuchamos pero Dios si. Toda esa entrega que has tenido para con Dios ha sido un testimonio del trabajo, lucha y esmero en el servicio de Dios pero sobre todo el testimonio de oración y alegría son tus banderas las cuales como todo buen hijo he tomado también y me han llevado hasta donde estoy, así que en parte es por ti que estoy aquí, y es a ti  a quien le doy las gracias por todo lo que has hecho, por los regaños y por los sacrificios, por tu apoyo y por el amor que me tienes lo cual ha sido mi sostén en mi caminar, muchísimas gracias Mamá por todo lo que me has dado, por todo lo que me has enseñado y por todo lo que me has amado. Recuerdo todas aquellas tardes y noches que platicábamos casi siempre recostados en tu cama, platicando de nuestras experiencias y aventuras en la iglesia, creo que esta fue una gran bendición de Dios ya que no son muchos los que gozan de esta relación y amistad con su madre.

También te quiero pedir perdón por todas esas faltas que he tenido contra ti, esas veces que no valoro tu esfuerzo, las veces que no te escucho y las veces que ni siquiera me preocupo por ti, perdóname por contestarte fríamente o por las veces que te he faltado al respeto, con todo el dolor de mi corazón te pido que me perdones.

Mamá tu eres mi amiga y confidente, eres con quien siempre he platicado y eres quien siempre estuvo ahí para escucharme, le doy gracias a Dios por darme a una madre como tú y la verdad mi vida ha estado llena de bendiciones al tenerte a mi lado. Te quiero decir que siempre estás en mis oraciones y en especial te encomiendo a mi madrina la Virgencita de Guadalupe para que te cuide y te proteja.

Mami, contigo también tengo un sueño para el día de mi ordenación, si Dios quiere y me lo concede, es que tú seas quien me ayudes a revestirme en mi ordenación sacerdotal, me encantaría que la persona que me enseño a ser un buen cristiano, la persona que oro por mí, la que me presento a Cristo con su testimonio y sobre todo, la persona que soñó con mi sacerdocio antes que yo mismo lo hiciera, sea quien me revista en el altar frente al Señor. Espero con todo mi corazón que este sueño se haga realidad para corresponder a todo el amor que me has dado en la vida.

Mamá no me queda más que decirte nuevamente, Te amo y te amo con todo mi corazón, eres el regalo más grande que me ha dado Dios y eres parte fundamental e imprescindible en mi corazón. Y le pido a Dios que siempre te ilumine y te de las fuerzas necesarias para cumplir tus sueños y  también le pido a María que colme tu vida de amor y felicidad porque te lo mereces, tu mi madre la cosa que más quiero en este mundo.

Atte.

Tu hijo, Pepito (SemiBorre)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s