El sueño que deseo compartir con ustedes es…

Publicado: 16 Jul en reflexión, Videos
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Cumpliendo con la promesa que les hice a la raza de la comunidad nueva alianza, el día de hoy decidí compartirles algo muy especial y que creo yo, nos identifica a todos, el día de hoy quiero compartirles parte de mi sueño, un sueño al cual creo yo todos estamos llamados a compartir, esta reflexión está hecha por muchos libros, frases, personas, vivencias y sentimientos que Dios me ha regalado a lo largo de mi vida, así que…El sueño que deseo compartir con ustedes es…

Que lleguemos a ser solteros, vírgenes consagradas, misioneros, sacerdotes, matrimonios, monjas, frailes, simplemente apóstoles e hijos de Dios que sean capaces de incendiar el mundo con nuestras ideas, y cambiar así para siempre la historia de la humanidad. Que siempre estemos soñando, apostando por la utopía, a no resignarnos con este mundo, que no hagamos caso al pesimismo que todos arrastran y que no nos dejan ver más allá de nuestras narices, que seamos como niños que en medio de la oscuridad siempre ven un cielo lleno de estrellas. Que nuestros sueños inspiren esperanza, que nuestras palabras provoquen pasión y que el coraje forje nuestro destino. Hacer de cada momento algo tan fuera de lo común que parezca un sueño a la hora de recordarlo. Estar tan locos que lleguemos a pensar que podemos cambiar el mundo y si protesta nuestro corazón, nunca callarlo. Que Dios nos conceda muchas adversidades ya que son los que despiertan nuevos talentos en nosotros. Que prediquemos la palabra de Dios, llegando a cientos de corazones haciendo que concuerden en un mismo palpitar logrando que este mundo se convierta al menos por un instante en aquel que tanto soñamos. Que Dios nos conceda sueños tan grandes que hasta este mundo nos quede chico.  Que no busquemos lo fácil porque aburre, mejor buscar lo difícil que atrae, lo complicado que seduce y lo imposible que enamora.  Que nos despertemos todas las mañanas con un corazón inquieto de emoción por lo que Dios nos tiene preparado para este día. Que el entusiasmo de nuestro sueño no dure un día, ni un año, sino toda nuestra vida ya que eso inspirara a otros a seguir sus sueños. ¡Dejemos que nuestra vida los intrigue! Dejemos que la gente vea nuestra paz bajo la presión y se pregunten cuál es nuestro secreto y posiblemente encuentren el coraje para preguntarnos acerca de ello.

Sueño con que los locos por Jesús sean conocidos por hacer cosas disparatadas: como buenas obras sin buscar recompensa, poner a otros antes que a sí mismos, y hablar acerca de un Hombre que vivió hace dos mil años. Que nuestras palabras al igual que las de Jesús en su tiempo sacudan al mundo y re tiemblen en el corazón de las personas. Que nuestra misión sea Inspirar, motivar e instruir a otros en cómo mejorar sus vidas y alcanzar sus metas. Que nuestro mundo, nuestra pasión, sea Dios, que Dios nos cautive día con día, que cuando lleguemos a hablar de Dios comencemos a vibrar y a emocionarnos. Que cuando leamos el libro de hechos de los apóstoles parezca una descripción de lo que vivimos día con día. Que no nos conformemos con una fe segura, mejor busquemos una fe audaz, creyendo que lo que Dios dice es realmente la verdad y actuando de acuerdo a ella.  Ser los que viven y cuentan las historias del poder de Dios y no los que escuchan acerca de ellas. Que seamos guerreros y no espectadores. Ser verdaderos misioneros y no miembros de un club social. Evitar ser inofensivos, sino más bien contagiosos de la locura de Cristo. Ser amantes radicales. Que estemos más interesados en cuántos mandamos al mundo, que en cuántos convencemos de entrar a un edificio o grupo. Que capacitemos gente para cambiar el mundo, gente que se arriesgue, que haga que el mundo se enloquezca y alabe a Dios. Impactemos al mundo en el que vivimos. Vayamos mar adentro, más allá de nuestros templos, más allá de nuestras comunidades, más allá de nuestros paradigmas, incluso más allá de nuestros sueños. Volvamos a nuestras raíces, a cómo eran los primeros cristianos que tenían una pasión, una entrega total, un celo por evangelizar lo cual los llevaba a recorrer largos caminos, hacer grandes sacrificios, a arriesgar la vida incluso a perderla todo por cumplir el último deseo de nuestro señor Jesucristo, de ir por todo el mundo y predicar el evangelio. Que seamos diferentes, más innovadores que hagamos cosas que antes ni pensábamos, que vayamos a donde los cristianos nunca han llegado, que prediquemos donde los cristianos nunca han predicado, tenemos que hacer lo que nunca nos hemos atrevido, atrevernos a hablar donde está prohibido hablar, atrevernos a llevar a Dios a donde nunca nadie se ha atrevido a llevarlo. Si seguimos apasionadamente a Cristo y nos entregamos totalmente a Él, llegaremos a hacer cosas que nunca llegamos a imaginar y que tal vez alguna vez soñamos. Que seamos hombres como los apóstoles, que nos sacudan y despierten, que nos enseñen que Jesús está vivo y está entre nosotros. Que podamos expulsar demonios venciendo el mal en nosotros, hablar lenguas nuevas rompiendo las barreras para llegar a nuestros hermanos y poder aliviar sus penas y sanar sus corazones. Que nos lleguen muchas calumnias, críticas y rechazos porque son las que nos dicen que estamos haciendo algo.

Viviremos de tal manera que cuando nuestros pies toquen el suelo cada mañana, el diablo se estremezca y diga: en la madre! Ya se levantó. Que seamos parte de una hermandad que no se avergüenza, consientes de que contamos con el poder del Espíritu Santo, y que nos hemos parado mas allá del límite, somos discípulos de Él, y no miraremos atrás, no nos rendiremos ni disminuiremos la velocidad hasta quedarnos quietos, no queremos rodillas flojas, sueños descoloridos, visiones ciegas, palabras sin sentido, ofrendas baratas, metas mediocres, ya no necesitamos prosperidad, posición o aplausos por popularidad. No tenemos que tener siempre la razón, no tenemos que ser los primeros o recibir recompensa, ahora vivimos por la fe, descansamos en su gracia, caminamos con paciencia, somos recargados en la oración, trabajamos con poder, nuestros ojos están definidos, nuestro pulso es rápido, nuestra meta es el cielo, el camino es angosto, los compañeros son pocos, pero nuestra visión es clara, no podemos ser comprados, descarriados o desplazados, no vamos a pestañar ante el sacrificio, no vamos a temer frente al enemigo, no vamos a deambular por los campos del conformismo, no nos vamos a rendir, callar o desanimar hasta que nos repongamos, hacemos y conquistemos por la causa de Cristo, somos discípulos de Jesús, y Jesús es mi socio en el negocio de armar un relajo santo en la vida de las personas, seguiremos adelante hasta que el venga, hablaremos hasta que amanezca, trabajaremos hasta que Él diga basta, somos los líderes de la nueva generación, servimos a Cristo, rey de reyes y señor de señores. Y no pararemos hasta que evangelicemos al mundo de maneras tan radicales y contundentes que cuando la gente nos vea o nos escuche no tenga otra opción más que creer.

Algo menos que esto no funciona para nosotros.

Cuando llegue ese día te sorprenderás, al igual que Pedro se sorprendió con la cantidad de peces en la red, así tu también te sorprenderás de las obras que Dios hará a través de ti, y tus acciones dejaran una huella en el mundo, tus acciones tendrán eco en el tiempo y serán recordados por todos los hombres, pero lo más importante es que tus acciones te serán recordadas por Jesús cuando llegues a estar frente a ÉL, por eso…

Vive el día de hoy, como quieras ser recordado el día de mañana.

Hace 2000 años Jesús nos vendió un sueño que hasta la actualidad la gente sigue comprando y ha capacitado a algunos como yo para ser vendedores de ese mismo sueño y es por eso que ahora te comparto este vídeo que verdaderamente me encanta!!! Y es el video que más me ha conmovido, inspirado y motivado en mi vida, será porque me siento verdaderamente identificado (y no solo por el cabello del vendedor ya que aunque no lo crean hubo un tiempo que lo tenia así), hasta llego a identificar al personaje de la “abuela” como si fuera Dios porque yo todas las noches le platico los nuevos sueños que vendí, que vi comenzar o realizarse, al igual que lo hizo el personaje del “vendedor” con su “abuela”. a veces siento que hablo al aire y nadie compra sueños pero al final Dios siempre me demuestra que los sueños se hacen realidad. Espero vender muchos sueños en mi vida

Le agradezco a Dios que me haya llamado a ser un vendedor de sueños, de los sueños que Dios pone en el corazón de las personas, esos que si se vuelven realidad….

 

Tal ves sea muy soñador pero lamentablemente mi nombre es José y al igual que todos los “José” de la Biblia, Dios les habla a través de los sueños. y estoy totalmente convencido que Dios sigue actuando en el mundo a través de los sueños que Dios pone en el corazón de los hombres que aun se atreven a soñar y tienen el coraje de luchar por sus sueños. Ojala que este sueño que les comparto no sea solo mío porque cuando uno solo sueña, es solo un sueño, pero cuando son muchos los que sueñan, comienza a ser realidad.

lo que mas me encanta de mi Dios es su capacidad de hacerte soñar… sueña!!!

Les mando un muy fuerte abrazo y que Dios me los bendiga a todos.

Atte: Semi. Borre

“Vive el día de hoy, como quieras ser recordado el día de mañana”

Anuncios
comentarios
  1. gerajuarez dice:

    buenisimo el post, gracias Borre por compartir tu entusiasmo por la vida y por Jesus, un abrazo

  2. Me uno a la locura de vender sueños! gracias por escribirnos hoy especialmente a los jóvenes de comunidad. Creo con más fuerza que todo es posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s